De corrido con el Señor Sepultado de San Felipe

Señor Sepultado de San Felipe (1)

Anécdota de: Luis Godoy Juárez.

Desde niño había soñado con poder entrar al Señor Sepultado de San Felipe, hasta el año 2005, cuando por primera vez cargué a Jesús cuando el anda aún tenía 80 brazos.

Señor Sepultado de San Felipe (2)

En el último turno pasaron los años hasta que pude llegar a una estatura estándar y estando en ese año en la hermandad.

Fue un 29 de marzo del 2013, cuando iba cargando en la tanda 27, uno antes de la entrada, casi llegando al cambio del turno 28 empecé a despedirme de mi Jesús Sepultado De San Felipe, porque sabía que era el último turno de ese año.

Iba con los ojos cerrados orando, sonó el timbre y empezaron a salir los del turno 27, yo con gran tristeza dije «Hasta el Otro Año Mi Jesús Si Tu Así Lo Quieres», cuando empezamos avanzar y nadie fue a cambiarme, las lágrimas y una gran sentimiento que hasta el día de hoy aun no comprendo.

El escuchar La Granadera y después la Marcha ‘Martirio’ y luego ‘Cristo Yacente de San Felipe’ es una gran dicha que miles de cucuruchos felipeños desearean tener.

Yo no soy digno, ni lo merezco, pero tener la dicha de poder entrar a Jesús a su templo pocos somos los que hemos tenido ese privilegio y honor de entrar al milagroso sepultado.

Hay cosas que solo el corazón va entender, esos grandes actos de fe y tener esa satisfacción de ser cucurucho FELIPEÑO.

¿Qué anécdota te gustaría compartir entorno a tu imagen de devoción? envíanosla y nosotros la publicaremos en el sitio.

Enviar mi anécdota aquí.


Acerca de Cucurucho en Guatemala

Este espacio es de libre opinión, por tanto, no significa que el proyecto Cucurucho en Guatemala comparta los ideales, testimonios o comentarios que en esta sección se encuentran. Los autores de las anécdotas son de propiedad de quien las envía y nosotros únicamente las publicamos.