Consuelo de mi infancia, adolescencia, juventud y mi vida.

Anécdota de Julio César Ola

Jesús del Consuelo, esta en mi memoria desde que tengo recuerdo…su paso por el Portal del Comercio ya en las primeras horas de la noche de mediados de los años 70’s era el lugar elegido donde cada año ibamos con mi madre a ver su paso procesional.

La bendición del Cardenal Casariego en el Balcon de Palacio Arzobispal, y luego verse alejarse en la 6a avenida hacia el norte, son los bellos recuerdos que poseo.

La primera vez que pude cargar las andas que lo tranasportaban, en ese Sábado de la Quinta Semana de Cuaresma, que nosotros llamamos cariñosamente “Sábado del Consuelo”, debió ser sin duda el 1981,…35 años han pasado de aquel hermoso día y la alegría y el gozo permanecen aún frescos.

A lo largo de estos años, mi presencia en su procesión ha sido fluctuante a motivo  del camino vocacional por el cual fui llamaeo, pero siempre cercano con el afecto a esta devota imagen consagrada, he tenido una hermosa fotografia suya, del fotografo y Amigo Luis F. Toledo V., en nuestra capilla en la Abbazia de Nostra Signora del Pilastrello en el nord este de Italia en ese tiempo de ausencia de esta amada patria, al igual en la Abbazia de Monte Oliveto Maggiore he tenido tambien sobre mi escritorio una pequeña fotografía.

Esta es la fotografía que se encuentra en el monasterio. Foto: Luis Toledo.

Esta es la fotografía que se encuentra en el monasterio. Foto: Luis Toledo.

Esta hermosa imagen, sin duda, nos recuerda verdaderamente el rostro del Padre de las Misericordias, Padre dador de todo Consuelo y alegría.

¿Estás fuera de Guatemala, así como este devoto cucurucho? revive tus recuerdos con nosotros, cuéntanos tu anécdota.

Contar mi anécdota aquí.