11 Consejos para sobrevivir la ‘resaca cuaresmal’

Resaca cuaresmal

Entendemos muy bien, que estás en este momento frente al escritorio de tu oficina o intentando superar más allá del 100% de tu atención en una clase. Si, después de un fin de semana cargado de actividades procesionales, toca cumplir los compromisos de la jornada diaria. 

¿Qué es una resaca cuaresmal?, antes de que sientas que es algo descabellado, primero te explico: la resaca cuaresmal es cuando te sientes desvelado, quemado, con dolor de cuerpo, pies, manos, ojos, pelo, etc. Es cuando te hablan y sientes que te lo dicen muy lento. La resaca cuaresmal es tener la boca seca, con los labios partidos y los ojos rojos irritados luego de pasar horas echando incienso.

Y todo esto pasa por tu compromiso en cumplir tu penitencia durante un fin de semana cuaresmal. Créeme que no es necesario que todos vean cómo te sientes; lo importante es que Dios que está en lo secreto, te compensará por tu sacrificio y por haber hecho tu obra de misericordia.

Pero, para que puedas recuperarte, quisiéramos darte estos consejos que bien puedes tomarlos en su mayoría, según tu caso:

  1. Dale gracias a Dios por la jornada que viviste, agradécele que te dio la oportunidad de poder sentir su presencia a través de tu penitencia y oración.
  2. Date un buen baño.
  3. Desayuna alimentos nutritivos, que contengan suficientes calorías.
  4. Tomate un café expreso, y que esté bien calientito.
  5. Mantén un pachón de agua pura a tu lado, y bebe constantemente.
  6. El suero es una excelente idea si estás deshidratado.
  7. Podrías tomarte una ‘sopita’ caliente a media mañana o en el almuerzo.
  8. No es bueno automedicarse, si tienes algún dolor de cuerpo serio, consúltale a tu Doctor qué podrías tomar.
  9. Si te quemaste por el sol, cura tu piel aplicando cremas de hidratación; la Nivea es una buena recomendación.
  10. Escucha música que te motive, las Marchas Fúnebres son las ideales.
  11. Al llegar a casa, lo mejor que puedes hacer es dormir temprano para reponer el desvelo.
Resaca cuaresmal
Resaca cuaresmal