Crónica de la Consagración de la Virgen de Dolores de San Nicolás

consagración Virgen de Dolores de San Nicolás

En el año del Jubileo se promueve la consagración de la Virgen de Dolores de San Nicolás en una ceremonia solemne. Esta es su crónica.

La Imagen de la Santísima Virgen de Dolores fue Consagrada Solemnemente el 20 de Agosto del año dos mil, denominado “Jubileo del Señor”, por gestión del “Comité de Consagración” presidido por el Hermano Héctor Ernesto Ovando, Hermano Fernando Bonifaz Q.E.P.D., Oscar Quíroa y el Señor Cristian López, apoyado por la Junta Directiva Periodo Social 1998 – 2000 siendo la Hermana Presidenta Aura Marina de León.

El Solemne acto fue realizado por el Excelentísimo Señor Arzobispo de Los Altos  en ese momento Monseñor Víctor Hugo Martínez Contreras, I Arzobispo de los Altos (Quetzaltenango- Totonicapán), debido a contratiempos del Arzobispo, éste no realizo ese día la Consagración sino delego al R.P. Carlos Enrique Yarzebsky  para realizarla  en mandato suyo en la Catedral Metropolitana de los Altos misma que se ejecutó según lo previsto por el propio Arzobispo.

La Procesión partió después de una Misa de Acción de Gracias de la Parroquia de San Nicolás rumbo a la Santa Iglesia Catedral,  arribando a las 12:30 p.m. en hombros de socios de la Hermandad del Señor Sepultado de San Nicolás.

El Padre Carlos Enrique Yarzebsky salió del Templo Catedralicio donde incensó, bendijo y pronuncio la Bendición correspondiente, todo esto alrededor de las 13:00 horas de este día de agosto.

Posteriormente prosiguió el Cortejo Procesional, coronando el Parque a Centro América, enfilando por la cuarta calle, cruzando por la 14 avenida de la zona 1, hasta llegar al a tercera calle de la zona 3, cruzo nuevamente a la 15 avenida hasta concluir en la Parroquia de San Nicolás ese día a las tres de la tarde.

La Virgen vistió ese día de ALBO (Blanco), situación muy extraña pues ese día dejo sus vestiduras de luto por el Albo, representado su pureza consagratoria.

El adorno a utilizar fue el de su procesión de Viernes Santo de ese año; la banda fue contactada con 15 músicos que acompañaron a la Virgen ese día.

Al retornar al Templo de San Nicolás fue ungida con los Santos Óleos y se le colocaron las Cruces de Consagración en rostro, manos y pies donación del Hermano Fernando Bonifaz elaboradas en Industrias de la Riva, mismas que fueron sobrepuestas a la Imagen hasta su fijación definitiva en el encarnado en el año 2005.

Como datos importantes cabe destacar que la consagración de la Virgen de Dolores de San Nicolás es la Última Imagen Consagrada del Siglo XX, primera imagen en su advocación de Dolorosa Consagrada de la Semana Santa Quezalteca y Segunda Imagen Mariana Consagrada en Quetzaltenango (Siendo la Virgen del Rosario la primera).