Cargué al Señor Sepultado de la Recolección por primera vez en 2011

Magno cortejo procesional del Señor Sepultado de la Recolección.

(Texto original de Miguel Morales)

Recuerdo que el Viernes Santo del 2011 era la primera  vez que llevaría en hombros al Señor Sepultado de la Recolección, tenia el turno 20 después de la Casa Central, también tenía un turno para llevar en hombros al Señor Sepultado de El Calvario por el templo de la Recolección.

La procesión de El Calvario se atrasó y recuerdo que la procesión de la Recolección ya iba por la capilla y no había cargado en la primera, unos minutos después me forme en mi turno.

Ya estando ahí, se me acercó un señor que también cargaría, pero de todos los que estábamos ahí, a mi se dirigió, me pidió que si podía cambiar de brazo con él, ya que el tenía lastimado su hombro y no podía cargar de ese lado.

Yo acepte y cambiamos de brazo, ya estando formado del otro lado, al ordenarme por la altura, me pusieron a la par de un joven, con quien minutos más tarde comencé a hablar de donde más cargaba yo le dije que el la Recolección y el me dijo que también.

Le pregunté ¿qué turno tenía? y el me dijo que el 20, el mismo que yo tenía, yo le dije que no sabia si me iba a dar tiempo cargarlo, ya que la procesión de la Recolección ya había pasado por La Capilla.

Entonces él me dijo que el tenía moto y que si quería me llevaba; le dije que si. Nos juntamos después de cargar y nos fuimos rápidamente desde la 3 calle hasta la 15 calle en menos de 5 minutos.

Llegamos y las andas del Sepultado de la Recolección ya venían a media cuadra de donde nos tocaba; nos formamos rápidamente y gracias a Dios pude cargar. Después hable con él y le di las gracias por haberme dado jalón.

Si no hubiera cambiado de lado con el señor por su molestia del hombro no hubiera conocido al joven que me dio jalón. Yo lo vi como una bendición del Señor Sepultado que me permitió que lo pudiera llevar en hombros.