El arte del bordado a mano para Imagenes.

El bordado es un arte que consiste en la ornamentación por medio de hebras textiles, de una superficie flexible, generalmente una tela. Los romanos llamaban a esta ornamentación plumarium opus, en virtud de la semejanza que tienen algunas de estas labores con la pluma del ave. También la denominaban opus phrygium ya porque la obtenían del comercio con los frigios quienes a su vez la traían de oriente o ya por suponerla de procedencia e invención frigia. Y como se consideraba en el bordado un procedimiento similar a la pintura llamaban a las vestiduras bordadas túnica picta o toga picta, o bien túnica palmata, aludiendo a los bordados en forma de palmetas con que las adornaban.

Los hilos que se emplean en el bordado son los mismos que sirven para el tejido pero sobre todo se utilizan los de seda, lana y lino, todos con variados colores y los de plata y oro con las formas diferentes que se adoptan en tejeduría. Con ellos, se incrustan a veces gemas, perlas y lentejuelas metálicas. En el transcurso de la historia se conocen diversas clases de bordados, caracterizadas por el relieve que presentan, por la materia de que constan, o bien por el trazado de las figuras o las diferencias de puntos que se producen al bordar con la aguja.

Por el relieve, se distinguen tres clases:
Lisos: que apenas sobresalen de la pieza.
De realce: que ofrecen mucho relieve debido a un relleno de cartulina o de algodón.
De aplicación o de sobrepuesto: que se borda fuera de la pieza y posteriormente se cose sobre ella.

Por la materia de que están confeccionados, además de los comunes de oro, seda, se distinguen especialmente:
Bordado de cordoncillo: el que se llama a hilo tendido, en el que el hilo o el cordoncillo va dando pequeñas vueltas sin interrupción sobre la tela y cada vuelta se sujeta como se ha dicho.
Bordado de oro: utiliza hebras de oro (o en menor medida, plata). El bordado de oro se hace generalmente sobre paño, terciopelo o seda.
Bordado de oro matizado: es una variante del bordado plano que tiene por objeto cubrir a tramos con sedas de colores el hilo o cordoncillo de oro (sujeto por sus extremos a la tela)
Bordado de contorno: cuando sólo se marcan los contornos y líneas internas principales de la figura.
Bordado aislado: cuando a lo anterior se añade el sembrar de puntos y rayitas bordadas el campo de la tela donde están las figuras.
Bordado lleno: cuando todo el dibujo de las figuras está completamente bordado

En función del punto de costura que se utiliza en el bordado, son casi infinitos los tipos que existen:

  • Punto de cruz
  • Punto de cadeneta
  • Realce
  • Bordado sobre tul

Por sus motivos pueden ser:

  • Ornamentales, los habituales.
  • Bordados de Imaginería los que forman retratos o imágenes aunque a veces, lleven éstas el color de la parte desnuda hecho a pincel y no bordado.

Es en Guatemala donde se destaca en su mayor nivel la presencia del bordado religioso manual a utilizarse en las diferentes tallas de las Veneradas Imágenes que se procesionan durante la época Cuaresmal y de Semana Santa principalmente, con lo que se expresa el respeto de los fieles a la imagen de su devoción. El proceso de realización de un bordado es sencillo pero requiere de mucha paciencia y varias horas de trabajo, se inicia con el diseño que se plasma en un dibujo.

Diseño plasmado en un dibujo

Luego éste se copia sobre la tela a utilizar y se hacen los moldes o plantillas para luego de este paso se comienza a bordar con hilo de oro y/o plata en un bastidor. Por último se adorna con pedrería en diferentes colores para darle elegancia y realce al bordado final, para las orillas de los Mantos y Túnicas se utilizan galones de filigrana y cordones dorados como agregado que enmarcan el conjunto final.

Bordado em oro y plata por Juan Carlos Campos

Una túnica con un diseño sencillo es elaborada entre dos o tres personas invirtiendo alrededor de dos meses para concluirla. Las de diseños más complejos y llamativos se invierte por lo menos un año en su realización. En el caso de la elaboración de vestimenta para las Imágenes de la Santísima Virgen en tamaño natural, se emplea entre 5 y 6 meses cuando todo el ajuar va completamente bordado (Tunicela y Manto) A diferencia de un Cendal o Sudario para una Imagen del Señor Sepultado que puede elaborarse en dos semanas.

En el caso de las vestimentas para Réplicas de las Veneradas Imágenes, el proceso es más minucioso por ser detalles muy pequeños que hay que bordar, todo acorde al tamaño de la pequeña Imagen de devoción.

En tiempos pasados el hilo que se utilizaba en la elaboración de estas obras de arte era traído de España, pero con el correr de los años debido al alza de los precios en los materiales y también por la accesibilidad económica es traído de México.

Finaliza el proceso de bordado al ser colocada la Túnica, Tunicela o Manto en la Imagen Devocional y ceñida a su cintura por cíngulos de lazo trenzado para mover en cada uno de los fieles devotos que la observan los más vivos sentimientos de piedad y fe resumidos en una interminable y profunda mirada o hecha oración en lágrimas que brotan de los ojos en señal de agradecimiento por favor recibido o por una petición personal.

Fuente de información: Ramón Juan Carlos Campos Peñarreal

Taller de Bordado La Merced: (502) 5673-1305 y (503) 7194-6512