El anda de don Virgilio Castillo y los apuros para ser estrenada


Por: Edwin García. El año de 1978 marcaría algunos cambios en el cortejo del Señor sepultado de Santo Domingo, fué el año que se estrenó el anda que serviría al Señor hasta el año pasado (2015), obra del maestro Virgilio Castillo. Al respecto de ésta anda hay una anécdota que contar: Al maestro Castillo se le pidió un anda de 11 metros de largo, por 2.05 metros de ancho y capacidad para 50 cargadores; cuando el mueble estaba listo para ser traído desde la Antigua Guatemala se nombró a las personas encargadas de transportarla con la sorpresa de que al corroborar medidas se dieron cuenta que el anda media solo 9 metros de largo (el mismo largo que el anda de Valenzuela), ésto sucedía en enero de 1978. Se le encargó a don Virgilio hacer el segmento faltante para los 11 metros a lo que accedió pero aclaró que tenia mucho trabajo (aparte de hacer andas también elaboraba los adornos de San Felipe, la Merced de Antigua y otras) por lo que no se comprometía a entregarla antes de la semana de Dolores por lo que se decidió encargarle de una vez el adorno de ese año, así las cosas llegó la semana de Dolores y no había señales de que don Virgilio la entregara, para esos días ya el anda de aluminio había sido vendida a la hermandad de Jesús Nazareno de la colonia Primero de Julio por lo que no había opción de utilizarla. Llegó el lunes santo y el anda no llegaba, por fin en horas de la tarde de martes santo se recibió el anda con el adorno montado pero faltaba algo importante: ¡la iluminación!, los encargados de adorno se dieron a la tarea de luchar contra el tiempo y lograron iluminar el anda justo a tiempo para el viernes santo. Ese año el Señor estrenó una túnica color mostaza hecha de tela típica y con bordados en hilos de colores con el escudo de la hermandad en color negro al frente de la túnica, fue la única vez que la usó en viernes santo y en la actualidad se desconoce su paradero. Ese año también se estrenaron 50 faroles con forma de urna que flanqueaban el anda, 25 por lado, se volvieron a usar en 1979 y ya no salieron mas pues se averiaron sin remedio al no ser retiradas de su interior las baterías que tenían puestas por lo que el óxido arruinó la mayoría de ellas (algunas pueden verse en un par de fotografías de esta publicación). El adorno era eucarístico 100%, 12 cálices en representación de los 12 apóstoles y al frente y atrás del anda un Ibis rompiendo su pecho para dar de comer a sus crías, respecto a ésta representación hay 2 interpretaciones, una dice que esa ave representa el sacrificio de Jesús al dar la vida por sus hijos, la otra, publicada en la revista El Nazareno de 1934, indica que esa ave representa a la Iglesia Universal que acoge y cobija a sus hijos y de ahí que se encuentre con las alas abiertas. También éste año volvieron a salir los pasos ya restaurados a excepción del Cirineo que fué el mas dañado para el terremoto y que volvería a salir un año después. También la Santísima Virgen de Soledad estrenaría anda similar a la del Señor, ambas con las esquineras originales de los famoso querubines cariñosamente llamados «Los cachetones» y que fueron cambiados después como veremos en publicaciones posteriores.

Acerca de Cucurucho en Guatemala

Este espacio es de libre opinión, por tanto, no significa que el proyecto Cucurucho en Guatemala comparta los ideales, testimonios o comentarios que en esta sección se encuentran. Los autores de las anécdotas son de propiedad de quien las envía y nosotros únicamente las publicamos.