344 años de devoción mercedaria: Hermandad de la Merced de Antigua Guatemala   ¡Actualizado!


Si hablamos del Aniversario de la Hermandad de Jesús Nazareno de la Merced, tenemos que hablar específicamente de la Cofradía de de Jesús Nazareno de San Jerónimo, ya que esta fue fundada un 19 de mayo del año de 1675, pasando el Nazareno por la Parroquia de San Sebastián antes de llegar a la Iglesia de Nuestra Señora de las Mercedes, donde actualmente se venera tan bella imagen. Así pues se puede lograr recopilar un breve extracto de la ordenanza que reza de la siguiente manera:

En 1675 en la Ciudad de Santiago de Guatemala, a los diez y nueve días del mes de mayo, en virtud de la licencia de antecedentes que nos es concedida, estando juntos y consagrados en la iglesia parroquial del Barrio de San Jerónimo de esta ciudad, con acuerdo, asistencia e intervención del padre Ramón de las Varillas del Orden de Nuestra Señora de La Merced, Redención de los Cautivos, cura doctrinero por el Real Patronato del partido de San Antón, contiguo a esta ciudad, en la que esta incluso dicho barrio, los hermanos y cofrades de la cofradía que pretendemos fundar de la advocación de Jesús Nazareno de dicha Iglesia Parroquial. (Extracto Ordenanza de La Cofradía de Jesús Nazareno de San Jerónimo, Archivo Histórico Arquidiocesano “Francisco de Paula García Peláez”)

Y dejando con fundamente el traslado de la actual imagen que se venera en el interior de la Iglesia de la Merced, nos atrevemos a presentar unos datos históricos de su traslado, mismos que dan veracidad de la celebración de fundación de la hoy por hoy, Hermandad de las Consagradas Imágenes de Jesús Nazareno y Virgen Santísima de Dolores de la Merced.

342 Aniversario de la Hermandad de Jesús de la Merced, es un momento para agradecer.a tantas personas que han sido parte de esa historia, recordar a quienes fundaron la Cofradía de JESÚS de San Jerónimo en 1675, recordar también a grandes personajes que iniciaron un periodo de cambios importantes para la ya conocida Sociedad de Jesús de la Merced, sin dejar de mencionar a personas que hicieron historia y dando lo mejor de su vida al servicio de Jesús, Carlos Quintanilla, Ricardo Roca, Mario Álvarez, Factor Rodriguez, Rigoberto Porras , Horacio Alvarez, Anibal Azmitia, Mario Alvarez, Walter Monge y muchas pero muchas personas mas quienes han integrado la Hermandad y que han dejado una huella imborrable a su paso por tan amada institución; quizás algunos han recibido un reconocimiento otros simplemente lo hicieron sin esperar gloria alguna. Pero hoy es día de dar gracias por tanta bendición, gracias Jesús de la Merced por darnos la oportunidad ser parte humildemente de esa historia que llega a un aniversario mas.

Luego del traslado forzoso del Jesús Nazareno mercedario en 1778 a la Nueva Guatemala de la Asunción para que los vecinos de ese barrio se trasladaran a la nueva capital junto con su venerada imagen, la iglesia de La Merced no tuvo imagen de nazareno; por otra parte, para evitar que se repitieran los motines violentos de mulatos en la nueva ciudad, las autoridades decidieron dejar a la imagen de Jesús Nazareno de la ermita de San Jerónimo, en el barrio mulato de Antigua Guatemala.

Esta imagen fue trasladada a la parroquia de San Sebastián en 1804 y luego, en forma definitiva, a la Iglesia de la Merced, en donde se encuentra desde entonces y en donde se ha convertido en la más simbólica de la Semana Santa en Antigua Guatemala.

Antiguamente se creía que la imagen de Jesús Nazareno era originalmente de la Ermita de la Santa Cruz, pero investigaciones modernas demostraron que provenía de la ermita de San Jerónimo.

La presencia de la Orden de la Merced en Guatemala, comienza con la presencia de Fray Bartolomé Olmedo, de quien se dice que posiblemente fue el primer sacerdote que pisó Guatemala por los años 1515. A raíz del terremoto de 1,976, el 30 de Abril Mario Cardenal Casariego, Arzobispo de Guatewmala, entrega la parroquia de San Sebastián, de la Merced de la Antigua Guatemala nuevamente a la Orden Mercedaria, Redentora de Cautivos y hoy queremos reconocer la obra de misericordia, fe, aliento y religiosidad que se ha hecho en la Ciudad por parte de los Frailes Mercedarios a cuarenta y un años de su retorno a la Antigua Guatemala. Fotografía: La Merced 1924, Archivo Esler Hernández

Las cofradías:

La vida de las cofradías sufrió de altibajos, esto debido en gran medida a la estratificación de la sociedad Santiagueña, pues había cofradías exclusivas para españoles, para ladinos o indígenas; la Cofradía de Jesús de San Jerónimo tenía la particularidad de congregar a todos estos grupos, ya que era integrada sin distingos racionales, estableciendo que el puesto de mayor jerarquía, Alcalde de la Cofradía, fuese ejercido siempre por un español, indistintamente de ser hombre o mujer; teniéndose la noticia que para 1,681 la Cofradía de Jesús de la Merced, integraban solo españoles, había iniciado un litigio contra los demás cofradías que procesionaban “el paso de Jesús con la cruz a cuestas”.

Ya para ese entonces la devoción al Señor de San Jerónimo era grande, como lo demuestran los legados testamentarios y la decisión de los cofrades que en 1,684 deciden construir una capilla techada de bóvedas, solicitando autorización a las bóvedas, solicitando autorización a las autoridades religiosas para pedir limosna para tal fin, y así dar culto y veneración a la imagen del Nazareno y a la Virgen de Dolores, que posiblemente sea la misma que actualmente es procesionada con Él cada Domingo de Ramos y Viernes Santo.

Texto: Carlos Enrique Berdúo Samayoa, en página oficial de la Merced.

Capilla donde se inició la Devoción a JHS de San Jerónimo hoy Jesús Nazareno de La Merced de La Antigua Guatemala. En la segunda mitad el siglo XVII se construyó una capilla al lado norte de la Ermita de San Jeronimo, para resguardo de la imagen de Jesús Nazareno que ya contaba con su Cofradía organizada y gran devoción y pleitecia por parte de los propios del barrio y otros lares de la Ciudad de Santiago

En 1675 en la Ciudad de Santiago de Guatemala, a los diecinueve días del mes de mayo, en virtud de la licencia de antecedentes que nos es concedida, estando juntos y consagrados en la iglesia parroquial del Barrio de San Jerónimo de esta ciudad, con acuerdo, asistencia e intervención del padre Ramón de las Varillas del Orden de Nuestra Señora de La Merced, Redención de los Cautivos, cura doctrinero por el Real Patronato del partido de San Antón, contiguo a esta ciudad, en la que esta incluso dicho barrio, los hermanos y cofrades de la cofradía que pretendemos fundar de la advocación de Jesús Nazareno de dicha Iglesia Parroquial. Extracto Ordenanza de La Cofradía de Jesús Nazareno de San Jerónimo, Archivo Histórico Arquidiocesano “Francisco de Paula García Peláez”