Las 15 promesas de Fátima que te dejarán en qué pensar

Personas que fueron testigos del movimiento inusual del sol en la Sexta Aparición de la Virgen de Fátima

Aparición de la virgen de Fátima, y sus 15 promesas

Aparición de la virgen de Fátima, y sus 15 promesas

No fue 1, ni 2, sino 6 las apariciones de la virgen María a 3 pastorcitos; ¿cómo siendo semejante divinidad, se la apareció a 3 niños que no eran mayores de 13 años? dentro de éste hermoso misterio divino, nuestra Señora manifiesta su atención infinita por nosotros y cómo nos ofreció vías para nuestro confort espiritual.

Y no es que sea la salvación la que debes buscar, sino un cambio de actitud para con tu prójimo, porque es así como por méritos lograrás que tu nombre jamás sea olvidado en ésta y en la otra vida. La Virgen María es una de las apariciones de Fátima más evidentes de la existencia de un Dios vivo, a quien por forma y ley nos muestra su amor misericordioso para con todos nosotros.

De aquí, que dentro de las 6 apariciones de nuestra Señora de Fátima dió 15 promesas que jamás debes olvidar, éstas promesas son para que por medio del Santo Rosario puedan ayudarte a ese qué hacer diario de tu jornada cristiana:

  1. Aquel que fielmente me sirva con la recitación del Rosario, recibirá señales de gracias.
  2. A todos los que reciten el Rosario les prometo mi protección especial y las mayores gracias.
  3. El Rosario será una armadura poderosa contra el infierno, destruirá el vicio, disminuirá el pecado y derrotará las herejías.
  4. Hará que florezcan la virtud y el buen trabajo; obtendrá para las almas la gracia abundante de Dios; retirará del corazón de los hombres el amor al mundo y a sus vanidades, y los elevará al deseo de las cosas eternas. Por estos medios las almas se santificarán a sí mismas.
  5. El alma que a Mí se encomiende a través de la recitación el Rosario, no perecerá.
  6. Todo aquél que devotamente recite el Rosario, que se esmere en la consideración de sus misterios sagrados, no será conquistado por el infortunio. Dios no lo habrá de castigar en Su justicia, no perecerá por una muerte no suministrada; todo aquél que sea justo permanecerá en la gracia de Dios, y será merecedor de la vida eterna.
  7. Todo aquél que tenga una verdadera devoción por el Rosario no morirá sin los Sacramentos de la Iglesia.
  8. Aquellos que sean fieles en la recitación del Rosario tendrán en su vida y en su muerte la luz de Dios y la plenitud de Sus gracias; en el momento de la muerte participarán de los méritos de los santos en el paraíso.
  9. A aquellos que se hayan dedicado al Rosario, Yo los liberaré del purgatorio.
  10. Los hijos fieles del Rosario merecerán un alto grado de gloria en el Cielo.
  11. Mediante la recitación del Rosario, obtendrán todo lo que de Mi pidan.
  12. Todos aquellos que propaguen el santo Rosario serán socorridos en sus necesidades.
  13. He logrado de Mi Hijo Divino, que todos los defensores del Rosario tengan como intercesores a toda la corte celestial, a lo largo de su vida y al momento de la muerte.
  14. Todos aquellos que reciten el Rosario son Mis hijos, y hermanos de Mi único hijo Jesucristo.
  15. La devoción a Mi Rosario es un signo importante de predestinación.

En 1970,  la Hermana Lucía, vidente de Fátima,  le escribió las siguientes líneas a una amiga, la Madre María José Martins: «Las oraciones del Rosario son, lo que más nos une a Dios mediante la riqueza de las oraciones que lo componen, todas provenientes del Cielo, y dictadas por el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. El Gloria que recitamos con todos los misterios, le fue dictado a los Ángeles por el Padre, cuando Él los envió a cantar cerca de Su Palabra, que recién había nacido, y es un himno a la Santísima Trinidad.

El Padre Nuestro nos fue dictado por el Hijo, y es una oración dirigida al Padre. El Ave María está impregnado en su totalidad de un significado Trinitario y Eucarístico: las primeras palabras le fueron dictadas al Ángel por el Padre cuando Él lo envió para que anunciara el misterio de la Encarnación de la Palabra: ‘Dios Te Salve María, llena eres de gracia, el Señor está Contigo.’ ‘Llena eres de gracia’ porque en Ti  yace la Fuente de esa misma gracia. Es a través de Tu unión con la Santísima Trinidad que llena eres de gracia. Impulsada por el Espíritu Santo, Santa Isabel dijo: ‘Bendita Seas entre las mujeres, y Bendito sea el fruto de Tu Vientre’. Si Eres bendita, es porque Jesús, el fruto de Tu Vientre, es bendito.

Impulsada por el Espíritu Santo, la Iglesia ha añadido: ‘Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros los pecadores ahora y a la hora de nuestra muerte’. Esperamos que  los miembros de la lista, tomen ánimo para rezar el Santo Rosario todos los días, pues como lo dijo la Virgen María a la vidente Mirjana en Medjugorje, “Diles a todos  que el Rosario no es un adorno para la casa, es para rezarlo

 

Author: Glen Garcia

Coordinador general de "Cucurucho en Guatemala" y "Cucurucho en El Salvador". Comunicador social, especialista en 'Marketing digital', experto en SEO y Cucurucho.


Acerca de Glen Garcia

Coordinador general de "Cucurucho en Guatemala" y "Cucurucho en El Salvador". Comunicador social, especialista en 'Marketing digital', experto en SEO y Cucurucho.